Ingeniería de sistemas inteligente

Analice el rendimiento de los productos a través de la convergencia multidisciplinaria

Acumular inteligencia sobre los productos de consumo aumenta la complejidad del desarrollo. Por ello, es necesario comprobar lo antes posible que el producto funciona y rinde como debería, para evitar perder el tiempo con modificaciones tardías que puedan poner en peligro su comercialización. La información que se puede obtener del uso de un producto se debe analizar y tener en cuenta para confirmar que cumple el objetivo previsto antes de dar por concluidos los diseños.

Con Ingeniería de sistemas inteligente, los arquitectos de sistemas utilizan un enfoque de ingeniería de sistemas basado en modelos que emplea la continuidad digital de las distintas disciplinas para administrar los requisitos, las arquitecturas de sistemas y los comportamientos físicos. De este modo, se permite una detección temprana de cualquier problema y esto a su vez permite realizar modificaciones de diseño en las fases en las que su impacto en el calendario de trabajo aún es muy pequeño. Los ingenieros pueden desarrollar y compartir una idea común de la arquitectura de un producto, asegurar la coherencia funcional de las especificaciones y estudiar las alternativas para definir la arquitectura que presenta la mejor relación coste-rendimiento.